sábado, marzo 23, 2019

Sin 'cambios revolucionarios', las mujeres tardarán dos siglos en lograr la igualdad de género.

En todo el mundo las mujeres sufren discriminación de género en el lugar de trabajo, a menudo terminan en empleos precarios, con bajos salarios y constituyen una pequeña minoría entre los líderes empresariales. Al mismo tiempo, todavía se encargan de la mayor parte de las tareas domésticas, lo que les deja poco tiempo para perseguir sus ambiciones económicas.