lunes, diciembre 24, 2018

Patín eléctrico, ¿un intruso en la ciudad?

Eroski-Ramiro Varea.- Hace poco de la irrupción del patín eléctrico en las grandes y medianas ciudades. Pero ha sido tiempo suficiente para que se genere el debate sobre su utilización y sus limitaciones. Sus defensores destacan las virtudes de un vehículo que no genera gases contaminantes ni ruidos, no provoca atascos ni problemas de aparcamiento, es barato y su mantenimiento resulta sencillo. Sus detractores critican la inseguridad vial que provoca tanto en peatones como en conductores, la escasa regulación, la invasión de las aceras y la desincentivación del transporte público.